Postura de la INPM ante la situación social que se viven en México

Amados hermanos les saludamos en el nombre Glorioso de nuestro Señor Jesucristo.

Sirva la presente para informar al Campo Nacional sobre la Postura de la INPM ante la situación social que se vive en el país.

Ante los sucesos y hechos de violencia, confrontación y derramamiento de sangre ocurridos en Nochistlán, Oaxaca y en algunos otros lugares de nuestro país y que solo reflejan la falta de un diálogo abierto y el deseo de cada una de las partes en conflicto para llegar a una solución pacífica, y que de algún modo solo buscan acallar la conciencia del pueblo mexicano, alineándolo a sus propios intereses.

Como INPM, repudiamos estos conatos de violencia, muerte y derramamiento de sangre, porque como pueblo cristiano, nosotros estamos a favor de la vida y de la paz. Por lo que hacemos un llamado a los directos involucrados a buscar una alternativa de solución a este conflicto, ya que no dudamos que la radicalización tanto de los maestros, como de los funcionarios gubernamentales, solo ha llevado a estos hechos reprobables que no benefician a nadie, sino que denigran y perjudican a todo el país. Por lo cual nos entristecemos y al mismo tiempo hacemos un llamado a la conciencia de las partes a evitar toda masacre y derramamiento de sangre de nuestros conciudadanos mexicanos, que no se justifica en ningún modo, venga de donde venga y por lo que invitamos tanto al Gobierno de nuestro país, como a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para que se abran al diálogo sin que prevalezca una propuesta inamovible de algunas de las partes, porque entonces en lugar de diálogo se vuelve monólogo.

Este diálogo debe consistir en que cada una de las partes ponga sobre la mesa sus puntos de vista y asuman una verdadera postura dialogable, de modo que pueda convencer a la otra parte para llegar a un punto medio y una solución pacífica al conflicto generado.

Por sobre todas las cosas hay que buscar la mejor manera de fortalecer los mecanismos de diálogo y resolver las diferencias por el bien del país.

Así mismo invitamos a todas las Iglesias Evangélicas de nuestro país a sumarse en oración por una sabia resolución de los conflictos en la búsqueda de la paz y armonía de la sociedad.

Por la R. Asamblea General de la INPM.

 

 

 

Pbro. Amador López Hernández

Presidente de la R. Asamblea General de la INPM

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>